sábado, agosto 23

QUEMA TODOS MIS POEMAS


Quema todos mis poemas,
nadie se puede enterar
que te quise con locura
que te ame hasta el delirio,
quema esos poemas donde
está grabado el testimonio
de mi entrega fiel,
la evidencia de mi sufrimiento atroz,
quémalos pues nadie debe saber…
solamente Dios.

Solo soy un hombre bueno,
que muriendo va en el camino
de tu desamor y engaño,
te quise tanto que olvide
hasta mis seres queridos,
aquellos que son mi vida
mi ilusión y mi existencia
a ellos los abandoné por ti,
y mira ingrata
como me pagaste tu

Hoy no aspiro a creer, que
tus manos vayan a cerrar
heridas que se abrieron en
mi pecho y en mi pobre corazón,
yo no quiero venganza
solamente expiar esta pena
que has dejado en mi existir
y que me lleva a la tumba
mi destino cruel.

Y te perdono,
por que no se puede
maldecir aquello que tanto se amó
no se puede mancillar
aquello que se beso,
y hoy se obliga sin querer venganza
muriendo en silencio como muero yo.

Quema esos poemas
y que el cosmos no tome en cuenta
la gran condena que soportando esta,
un hombre clemente al que mato la trampa,
un hombre recto que sucumbe hoy.
Cuando en brazos
de otro ser, caigas vencida
en delectación placentera
acuérdate que has dejado mutilada
esta existencia que asesinó
el dolor, el engaño y la traición.

Quema esos poemas,
te exonero de culpas,
porque el que ama de verdad
jamás en la vida injuria
lo que ayer acaricio,
lo que ayer beso,
lo que ayer poseyó,
quema ya esos poemas,
quémalos…nadie debe saber…
solamente Dios.

Fabio Alberto Cortés Guavita

POETA MAESSE
Colombia

Mis viajes