jueves, agosto 21

VORÁGINE


El ocaso de la tarde
impacienta la virginal niña
sedosa ingenuidad bendita
presentimiento del ungir excelso
de lozanas flores maravillosas
en fragancia de cuarzo destellante.

Crepúsculo que vuela en despedida
virtuoso candor del alma pura
en pos del torbellino de pasiones tiernas
sosiego de aguas mitigantes
adyuvante compañía de pasiones albas.

Plenilunio testigo mudo de la mutabilidad
mujer ardiente en vuelos innovantes
nimbar de incubos libidinosos
emigran reclamando la delectación suprema.

Las sombras insondables de misterios
ciñen el desenfreno ardiente y voraz
de las vehementes ilusiones ávidas.

Triunfa la noche en alboradas de pasión
la ninfa coronada en saciedad ufana.

Rayar del alba, plenitud de la mujer colmada.



Fabio Alberto Cortés Guavita
POETA MAESSE
Colombia

Mis viajes