sábado, noviembre 22

119. Tus manos mujer


Mujer tus manos... manos eucarísticas,
como hechas de primaveras
y existencia de jazmines,
manos de primor inverosímil,
madrigales de clemencia y de indulgencia
hechas para entrelazarse extáticas
arriba en el pecho,
o reunirse vehementes en la invocación.

Manos de exaltación, manos de delirio
hechas para elevarse trémulas ante el creador;
pero no formadas para detener ni para avasallar,
manos dispuestas al amor y a la caricia,
manos perennes ¡Oh manos de adoración!
manos que son poesía, manos que son flores
¡Oh manos salvadoras! ¡Oh manos veneradas!

Mujer misteriosa o enigmática,
mujer que cautiva
mujer, este es tu huerto
el de todas las antiguas promesas de amor
Mujer, se romperá la sangre
y esta tierra que habitas
tendrá viento manantial en sus trigales
mujer intensa, radiante, alegre
que exhala un perfume arrobador
como de rosas azules y de geranios negros
mujer amada mujer deseada,
mujer que siente el palpitar de la pasión
mujer ardiente en vuelos innovantes
de incubos misteriosos
y de manos temblorosas.

Mujer, con manos de esperanza
encallecidas por el trabajo
mujer pobre, mujer rica
no importa... siempre mujer
comprendida o incomprendida
mujer satisfecha u olvidada
manos artísticas, manos de mujer
escritora, poeta, maestra
alfarera, obrera, profesional
estudiante...
tus manos, mujer siempre
dando amor y creando...
oferentes de solidaridad y amor
para todos quienes te rodean

Mujer tus besos caen al agua como lágrimas
como perlas y madre selvas
mujer
recibe este cantar,
recibe esta poesía...
mujer amante.

Fabio Alberto Cortés Guavita
COLOMBIA

Mis viajes