jueves, junio 4

126. TE LO IMPLORO


Dame tus labios,
clamo en mi tiniebla,
dámelos y musita,
di cuanto me amas,
que expresen esos labios
la verdad
labios que se enclaustran
en flor sin que yo los disfrute,
quién los veló con el sello
de la hora suprema,
quién te odia tanto
que no te deja amarme,
no te vayas, no me huyas,
deja que te mire
por vez postrera
sostenidamente, sostenidamente...
permíteme besarte
como no te he besado
déjame besarte por última vez
apasionadamente,
apasionadamente...
las manos se entrelazan
y el corazón deja de palpitar
en espera de una respuesta
de una sola palabra
que acabará con la tortura
de la enajenación,
pero no -que iluso soy-
esa palabra jamás será
pronunciada por mi amada.

Fabio Alberto Cortés Guavita
Bogotá, Colombia
junio 3 de 2009

Mis viajes