domingo, julio 19

131. VUELVO A TI… Y YA NO ESTÁS


Satisfice mi vida
en caminos plenos de estrellas,
por rumbos más allá del infinito
en jardines diferentes de belleza eterna
encontré las rosas de los sueños olvidados
hallé amores en otros cantos luminosos
me prodigué en aleteos libidinosos,
sin embargo, jamás pude olvidar tu amor
cedido como mar sin playa
tu cuerpo entregado sin limites
sexo sin confines cual arenas del océano
amores donde la playa no existe.

Hoy vuelvo a ti cansado
de inundar con el llanto mis tristezas
los desiertos asolados por la muerte,
todo hallé, todo encontré nada se me negó
pero el vacío de mi vida en olas estrelladas
frente al mar de mis soledades mustias
extrañaba el calor y la fogosidad de otrora
en tus brazos acunaba en eternas noches,
entre espinas cultivamos rosas selectas,
hoy solamente faltas tú el amor auténtico
por eso vuelvo a ti al encuentro de la verdad,
al encuentro donde ya no estás.

Reposa ella en una lápida que encuentro,
sellados sus labios para siempre sin mácula
el cuerpo yerto sin el alma enhiesta,
mi grito alcanza estremecer las rocas
inclinar los montes en desbandada estéril,
es tal el sufrimiento se acumula en mi,
no hay distensión tan grande como mi duelo
es tanto mi dolor que me duele el alma,
ya mi muerte cantan las estrellas
me adivinan las sombras del encierro
los fantasmas se reclinan en mi frio sudario
mi fatigado cuerpo solo ansia el sueño.

El reposado sueño que permita el asentir
de mi súplica dolorida:
Vuelvo a ti, y ya no estás…

Fabio Alberto Cortés Guavita
Bogotá, Colombia
Julio 19 de 2009

Mis viajes