viernes, julio 12

MIEDOS, DEL PASADO LLEGAN


Cuando seamos capaces de compartir
nuestras congojas y nuestras penas,
podremos creer firmemente
que estamos multiplicando
nuestra felicidad, nuestro amor.

En el compartir está la solución
de nuestra situación, enfrentando
los miedos que del pasado llegan
que mutilan nuestros sentidos de tal forma
que pareciera no dejarnos ver este amor.

La sinceridad es la única forma de amar
hay que alimentar esa confianza mutua,
franqueza que debe empezar por los dos
reconociendo nuestro propio sentir,
gritando cuando nos estamos amando.

Si la vida a separarnos llegará, hoy,
será para probar cuán grande o frágil
es nuestro amor, nuestra pasión
y así poder en silencio, con valor
soportar esta ausencia… este dolor.

FABIO ALBERTO CORTÉS GUAVITA
POETA MAESSE
Bogotá julio de 2013

Mis viajes