martes, enero 7

LA MUERTE DEL POETA


Soñar el vuelo de un ave en el rocío
tempranero de la mañana
acariciando mi rostro cual mujer 
amorosa es la muerte del poeta,
tan lejano del mar de mis amores idos
ya no puedo cantar ni trovar mis versos
de ensueño, como algo que tenemos
en común por el miedo a dar,
no es igual la noche es mañana,
se escapó el sentir de las estrellas
el el día hoy el olor de la manzana
es equivoco de la verdad por ir
en pos de algo que no es ni será,
se equivoca el sentimiento
y el corazón no es hogar de nada
en la cima del encuentro feraz,
yo tengo amantes tú tienes un amor
lo ocultamos sin saber porque
te guste o no eres mi seducción
y yo soy la tuya aunque no lo aceptes,
deseamos el sexo de idéntica
forma y manera lo aceptes o no
lo sé al verme en tus ojos
por eso puse mi vida a tus pies,
no has dejado siquiera probar
el sueño del acaso eventual suceso,
vacía te encuentro hoy
cual témpano de hielo…
como vacío está mi corazón.

FABIO ALBERTO CORTÉS GUAVITA
PETA MAESSE
diciembre 27 de 2013

Mis viajes