domingo, noviembre 30

FUEGO HELADO DE LA INGRATITUD




Me volví viejo esperando el amor
ahora percibo el desfile de recuerdos
que solo terminan con la ingratitud...
siento sin sentir en mí…
muero sin morir en mí.

Mis amores sempervivum
dolor dejaron en mi corazón
no culpemos de eso a la razón
son mis poemas llenos de vacíos,
vacíos que entienden a la soledad.

Ahora, cuando estamos viejos
solo lloramos por la ingratitud
que la muerte mi vida quiere,
aquellos a quienes amamos
les dimos todo y de nada sirvió.

Hoy nos condenan a la soledad
al fuego helado de la ingratitud
se abre en la sombra, se cierra en la luz
¿Por qué este tenso y febril deseo?
Por qué estas ansias de morirme ya.

Fabio Alberto Cortés Guavita
POETA MAESSE
2014
Ver más

Mis viajes