jueves, noviembre 27

INDÓMITO SER


La noche negra y turbia marcaba el sino orientado por la existencia, entre las sombras surgía la indomable figura del rebelde, del indómito ser que por sus IDEAS fue dilapidado en ciernes de una moral inexistente. Él se erige triunfante ante la ignominia, detonando miles de fragmentos con la furia de la Verdad incontestable en la tenebrosidad y la inclemencia, derrotando la maledicencia, protegido por su palabra, perfeccionado ante la infamia, triunfador una vez más ante el egoísmo y la barbarie.

Poeta Maesse. Nov 10/14

Mis viajes