lunes, enero 5

LIMA, CIUDAD DE LOS REYES (Pernoctando)


Limaq, región de los ancestros
Ciudad de los Reyes para los fundadores
Lima, ciudad colonial de mañanas grises
como aquella en que sentí la brisa fría
en mi rostro camino a la Plaza de Bolívar,
Plaza de la Inquisición con su arquitectura del Siglo XVI,
marcando el sino del genio de América
la estatua del Libertador.

La Perla del Pacífico me recibió con un clima
extraño para mí, entremezcla de frescura
desértico y húmedo, atípico y agradable a la vez
la lluvia en Lima es vista como un fenómeno,
aquella tarde gris una llovizna pertinaz acaricio mi piel
transitando por la ciudad en busca del Rímac,
el río hablador que escuchó mis cuitas
para cantarlas más luego en calendas tristes.

Mis confesiones son certezas,
el fuerte ruido de las aguas del Rímac
de temporada alta no impidió mis quejas
el agua al chocar con las piedras del fondo
recordaba mis incipientes congojas
en agobio perenne en la existencia que inicia
el peregrinar por las incomprensiones
guía conducente de efímeros sueños.

Caminando por las cercanías de
la Catedral de Lima y la Basílica de San Francisco,
de las cuales dicen sus pobladores
hay pasadizos subterráneos en sus catacumbas…
refugios de los recuerdos de mi primera pernoctada
en un mes de junio de 1979
que empujan hoy en el cofre de mis recuerdos,
efemérides de mi trasegar por el mundo…

Poeta Maesse
Fabio Alberto Cortés Guavita
Bogotá, diciembre 8 de 2014

Mis viajes