miércoles, enero 7

ODA AL CREADOR


Al embrujo del momento se incorporan arpas y violines en una oda melodiosa como de tonalidades armónicas en una sinergia absoluta, de repente la mariposa se erige en molinetes danzarines obedeciendo un silencioso mandato, lentamente sube y sube hacia el cielo, las alas despliegan su encanto y el multicolor estallido de su iris satinado enceguece a Salomé quien al tratar de seguir el ritmo del pequeño insecto siente que sus pies se hacen volátiles y su raída vestimenta se convierte en velos azulados, la música guía el compás de la mariposa y las dos danzan en silencios de holocausto, las alas y los brazos se cruzan y entrelazan en armoniosas figuras realizando la venia bendita ante el creador.

Fabio Alberto Cortés Guavita
POETA MAESSE

Marzo 1 de 2008

Mis viajes