lunes, enero 5

SOLLOZOS MENDACES



Por qué lloré en ese crepúsculo
lleno de la fragancia de amores níveos,
de caricias de murientes pasiones
en el fondo de unos ojos perdidos en el tiempo
por los cuales siempre vi a través, su luz.

Proyectada por los relámpagos de la tormenta
la sombra del pasado le seguía
como el limo lóbrego de una ciénaga
anegado de lágrimas y de anatemas
del dolor eterno, como las noches de insomnio.

Ardid de unos sollozos mendaces y turbios
esencia de la falsedad que una y otra vez
el tiempo se encarga de reproducir
en el eco, en el lamento de una noche
poblada por los espectros del ayer.

Poeta Maesse
Fabio Alberto Cortés Guavita
Bogotá, diciembre 14 de 2014

Mis viajes