jueves, enero 15

UN VIEJO TANGO POR UN BUEN TRAGO


El humo del cigarrillo flotaba en el ambiente turbio y fatuo al vaivén de las copas y las viejas cantinelas, desbordantes de dolor y de despecho… “ahora, cuesta abajo en mi rodada…” eran épocas de estudiante, de amigos de cantina y desengaños, al caer la noche corríamos prestos al cafetín del  barrio y allí estaban galantes un par de  guitarristas a la espera de quien entonara un viejo tango de arrabal y de nostalgia y quien más oportuno que este ser, pronto a cantar por un buen trago para el grupo de amigos, que noche a noche al salir de clases teníamos esa cita con el destino en la penumbra “… el viejo tiempo que lloro y que nunca volverá”

Fabio Alberto cortés Guavita

POETA MAESSE
Bogotá, Colombia. Enero 15 de 2015

Mis viajes