martes, marzo 31

¡POR FAVOR!

Divinidad palpitante que no permite a la
intrusa mano liberar por un instante
de sus evasivas piernas el delirante nudo,
haciéndole gemir de dolor en lasitud extrema.

Fabio Alberto Cortés Guavita
POETA MAESSE

Mis viajes