miércoles, marzo 11

QUEMAR MIS RECUERDOS


YO. - Lágrimas
caen del cielo que acaba de tener
una noche de celestina.

LA LUNA. - Acongojada me escondo
pero satisfecha en plenitud.

EL SOL. - Ufano me levanto colmado
de pasión después de una noche
plenilunada y sensual.

YO. - Sus rayos vienen a mí
y suben por mi cuerpo
dando muerte a mi vida.

EL SOL. – Me causa risa
tu pena, me causa burla
eres juguete del destino.

LA LUNA. – Pena de una soledad sempiterna
rosa que se esconde tras de mí.

YO. - Me abandona por instantes
retornando con la luz del nuevo día,
me invaden unas enormes ganas
de llorar, pero no es dolor,
es la angustia eterna,
ese deseo de salir por la luz
de la mañana hacia el Sol y
quemar mis recuerdos,
pero no, no existen,
quemar mi soledad y 
en la noche abrazarla en holocausto
sin importar que ella también me engañe
en tanto muero ella cae exhausta
de sus amores con el Sol
sucumbir con la Luna, agonizar, morir.

Fabio Alberto Cortés Guavita
POETA MAESSE

Bogotá, febrero 26 de 2015

Mis viajes