sábado, julio 2

LA INEXORABLE VERDAD



Euritmia de la soledad
la separación eterna de las almas
enrarecida como las sombras
eternas de la nostalgia.

Asentir el soliloquio de un corazón
en el cual se ha habitado
es de todas las formas de abandono
la más cruel.

El mutismo es la asfixia del monólogo,
ser asceta es ser amortajado por el destierro,
no existe para el corazón toda la verdad,
está en la añoranza del amor
en la miseria de la melancolía y la lumbre,
el corazón olvidado
pide ser dejado en soledad.

¿Quién sostendrá mi tristeza?
¿Quién gritará a mi añoranza?
el silencio hace más violento
el semblante de la evocación,
la invocación se rompe en sangre,
es un herida incolmable e insaciable.

El ostracismo es el dolor de lo imposible
el caer de la inmensidad,
el infinito de la aflicción está aquí
en el desamparo del dolor doblegado
e inerte yerto e inmóvil ante la inexorable verdad,
acula mi corazón en la vacuidad
silente, ígnea, mustia y marchita
cual ánfora pletórica de orfandad

¡Oh soledad!

Fabio Alberto Cortés Guavita
Poeta Maesse
AIPE, HUILA

Julio 1 de 2016

Mis viajes