martes, agosto 23

DIOS LLORA ATRIBULADO


Pasa el tiempo y tú no aceptas mi corazón amante,
es entonces cuando el tiempo llora de desasosiego
y hace que se humedezca mi alma entristecida
perdurando las heridas acunadas dentro de mí...
Una vez más retorna el dolor del desamor
En una existencia preñada de soledad,
el sino que ha marcado mi doliente transitar
en un mundo que no entiende mi entrega de amor…
Pasa el tiempo y tu buscas nuevos vientos
es entonces cuando hasta Dios llora atribulado
y mi alma se destroza en versos y poemas,
eternizando las congojas en mí pecho…
Una vez más se repite la historia triste
cuna fiel del más abrupto destierro,
inhóspito desierto de heredades
en las más remotas ansias de amar…

Fabio Alberto Cortés Guavita
POETA MAESSE
Aipe, agosto 22 de 2016

Mis viajes