martes, enero 16

ÁNGEL DIVINO



Ternura brindas con tu sonrisa,
hay un fuego escondido
en lo más oculto de un eterno silencio,
en una apacible aflicción.

Deseos escondidos hay en tu mirada
¿Por qué este inquieto abrasador deseo?
que mi alma presiente como propio
y alienta mis ansias por tenerte.

Tu cuerpo de nacientes pasiones
que no dejan dormir tu corazón
no duerme, está despierto, despierto
en vigilia permanente esperando por este amor.

Tu juventud es una promesa de amor
eres un ángel divino
que oferente espera el amor infalible

ese que solo encontraras en este corazón amante.

FABIO ALBERTO CORTÉS GUAVITA
POETA MAESSE
Bogotá, enero 2018

Mis viajes